El método de Tangram Consulting® para emprender un negocio sin riesgos

Toda persona que tenga una idea para crear un proyecto o que ya lo haya emprendido, debe saber que hay un camino muy duro a recorrer para poder llegar a recoger frutos, si tiene la “suerte” de recogerlos algún día. 

En la mayoría de ocasiones, tener un proyecto en mente o incluso haberlo lanzado trae consigo más frustraciones que alegrías, ya que emprender es sinónimo de invertir dinero, sin saber exactamente si se podrá recuperar. También implica emplear mucho tiempo personal (más incluso que en un trabajo asalariado) y vivir con la incertidumbre de si realmente tendrá buena aceptación por parte de los posibles clientes.

En relación al factor suerte, o incluso, aquello de estar en “el sitio y momento adecuados”, contar con una dosis de estos factores puede ayudar mucho, pero es algo que no se puede controlar. Por lo tanto, únicamente se debe pensar en lo que está al alcance de la mano, centrarse en la idea y conseguir que funcione.

El mundo del emprendimiento ha cambiado con el teléfono móvil, una herramienta multiusos que permite hacer de todo y que se guarda en un bolsillo. Es un objeto casi mágico para emprendedores con una visión de negocio basada en crear una aplicación, o digitalizar un producto o servicio. En definitiva, una perfecta alineación de ventajas increíbles, que bien aprovechadas pueden convertir una simple idea en un proyecto multimillonario.

Claves para crear un negocio multimillonario

Para llegar a facturar millones de euros, la realidad es que se debe invertir mucho, no solo dinero, sino también tiempo, esfuerzo, experiencia y, sobre todo, tener en cuenta que lo más importante no es la idea, si no la ejecución de la misma.

Hay muchos tipos de emprendedores (visionarios, inversionistas, oportunistas, apasionados, etc.), pero se clasifican según la forma en que se perciben, dependiendo de la forma cómo afrontan el inicio del proyecto.

La primera tipología es el emprendedor/a orquesta, el cual quiere hacerlo todo: cursos para aprender acerca de los negocios, de diseño, de programación, de usabilidad, de marketing y un largo etcétera. Sin embargo, cuando termine todos y cada uno de los cursos, se encontrará sin experiencia, con un negocio que, después de tanto tiempo de formación, probablemente ya exista. Aun poniéndose a hacerlo ahora con formación, sigue siendo una única persona y es muy raro que todo lo aprendido se le dé bien.

En segundo lugar, se encuentra el emprendedor/a perdido. Sin saber por dónde empezar, cualquier empresa que le regale los oídos conseguirá venderle los servicios, sean o no los que realmente necesita, pero como tampoco tiene muy claro lo que le ofrecen, parece que son buenos y cae. Al fin y al cabo, consigue empezar el proyecto y las empresas consiguen facturar.

Por otro lado, existe el emprendedor/a bingo, que ha dado con la idea, en el momento justo y con el equipo adecuado. Todo casualmente ha dado como resultado casi de forma antinatural, un proyecto exitoso, a la primera. Las personas que pertenezcan a este grupo son afortunadas, pero solo lo sabrán después de haberse lanzado, es decir, primero hay que hacerlo.

Tanto si se cumple con uno de estos perfiles como si no, todos los emprendedores empiezan por ese dichoso día uno, aquel en el que se sientan en una mesa a tomar decisiones, dar el paso y empezar a gestar una idea para convertirla en un producto real, que los usuarios podrán consumir. Ahí empieza la verdadera carrera de emprendedor.

La gran pregunta: ¿Cómo crear un negocio de la nada?

Es entendible que la realidad de dar ese primer paso, en la mayoría de ocasiones, llevará por el camino del emprendedor perdido, que no sabe cómo, cuándo, dónde, ni con quién empezar.

De este preciso punto nace la diferencia de una empresa que puede hacer una App o web, o enfocar todo el proyecto con un método que ayude a conseguir sacar el máximo rendimiento. Aquí es donde se puede aprovechar el método Tangram Consulting®, un proceso para crear negocios reduciendo al mínimo los riesgos de emprender, ya que se conseguirá emprender con garantías.

Es posible enamorar a los clientes, validando la idea de negocio antes de empezar el proyecto. Cualquier idea puede ser un buen punto de partida, pero hay que tener muy clara la base de todo, el alma del negocio y lo que conseguirá que los clientes lo elijan frente a la competencia.

También se conseguirá diferenciar de la competencia: no será una opción más, será la opción. Si se vende un producto o servicio, el emprendedor se convierte en uno más. El objetivo principal es crear una solución a un problema, crear una propuesta de valor que conseguirá encajar el producto en el mercado.

El método también ayuda a lanzará el producto en tiempo récord, al menor coste y a aprender de los clientes. No es necesario un proyecto enorme, un desarrollo que necesite mucho dinero, sino que también necesita tiempo. Las personas conseguirán lanzar pronto para aprender realmente de los que utilizan el producto.

Para empezar con el proyecto, se puede dar el primer paso y registrarse completamente gratis en el método Tangram Consulting®.

El precio de fundar un proyecto digital a partir del método Tangram Consulting®

Después de más de 20 años de experiencia en el desarrollo de tecnología -desde software, webs y aplicaciones móviles- y mucho dinero invertido y, por supuesto, fallar una y otra vez, Tangram Consulting® ha conseguido un sistema que ahorrará a los usuarios todo la fase de aprendizaje, para que puedan centrarse en la idea.

Además, una gran ventaja es que pueden hacerlo gratis. Los usuarios no tienen que pagar nada y tendrán acceso a guías para validar la idea, manuales muy sencillos de 1-2 páginas cada uno, en los que se ha sintetizado al máximo el contenido. Todo incluye anexos con varios proyectos de ejemplo, para que entiendan mucho mejor el enfoque y puedan ver cómo aplicarlo a la idea o negocio.

No es fundamental tener conocimientos previos, formarse con un curso, ni entender tecnicismos. Todo se ha creado con un lenguaje sencillo que cualquiera puede entender.

En el caso de no disponer de tiempo o no tener claro cómo enfocar la idea, es posible solicitar que Tangram Consulting® las complete y termine de dar forma a la idea con un equipo de expertos.

Además, no hay la obligación de hacer el proyecto, las guías para validar la idea son completamente gratuitas, pero si el usuario lo prefiere, puede contratar los servicios en cualquiera de las fases del proyecto. Las razones para contratar pueden ser para dar forma a la idea; crear los diseños y prototipos de la app; elaborar la documentación técnica; programar el producto; campañas de marketing, y escalarlo y llevarlo a otro nivel. Las personas también podrán encontrar la inversión que necesitan para escalar el negocio si ha hecho el producto integral con el equipo.

No tienen nada que perder y mucho que ganar, si tienen una idea en mente o un producto que quieran llevar al siguiente nivel, el método Tangram Consulting® es una buena opción.

Relacionados

Cómo hacer una mudanza con energía

Una intensa semana de teletrabajo, las reuniones interminables, y las múltiples tareas del día a…

Sailwiz, el “blablacar de viajes en velero”, supera el millón de euros en ventas

La startup española, Sailwiz, ya ha puesto en contacto a más de 3.000 usuarios a…

Seleccionados los seis finalistas del VIII Concurso “Bocadillos de Autor”

Los finalistas tendrán una hora para elaborar sus recetas en directo, ante un jurado experto…

¿Cuáles son las similitudes entre el entrenamiento funcional Madrid y el gimnasio al aire libre en Madrid?

Las personas ya no necesitan acudir al gimnasio a la hora de hacer deporte. Actualmente,…

10 claves para alquilar una vivienda con seguridad según Finaer

Hoy en día, el número de viviendas en propiedad es muy superior a las que…

Schréder lanza ECOBLAST solución LED para instalaciones deportivas

La tecnología LED ha evolucionado lo suficiente como para proporcionar una iluminación deportiva energéticamente eficiente,…